Masaje descontracturante: liberación miofascial.

Beneficios del masaje descontracturante

¿Qué es el masaje descontracturante?

Se trata de un masaje manual en el cual conseguimos a través de deferentes técnicas aliviar contracturas  y normalizar el tono muscular.

Esfuerzos leves pero repetidos con gran frecuencia pueden superar la capacidad de adaptación del músculo y desencadenar una contractura. Aunque cualquier músculo es susceptible de sufrir una sobrecarga, los más afectados son los trapecios (cuello, hombros y parte superior de la espalda) los músculos del cuello, el tríceps sural (parte posterior del brazo) y los  paravertebrales de la columna (desde la base del cráneo hasta la zona sacra).

Los masajes descontracturantes ayudan a liberar sustancias llamadas endorfinas, hormonas que actúan como los antidepresivos naturales del organismo y que generan en los seres humanos emociones positivas de bienestar y nos  ayudan a combatir el dolor.

En estos masajes aunaremos varias técnicas para lograr el efecto deseado.

Nuestra terapeuta es especializada en la técnica de liberación miofascial, que resulta altamente resolutiva a diferencia de otros tratamientos.

Síndrome de dolor miofascial en el deporte

En los últimos años se ha constatado que numerosas lesiones atléticas denominadas en el argot deportivo “contracturas sobrecargas” no son más que dolores miosfacial con formación de puntos gatillo. Si se explorar cuidadosamente los musculo implicados se observará que no existe tal sobrecarga global, que no es todo el musculo que duele. Encontraremos que el musculo es acortado y débil presenta una banda tensa en el interior de la cual aparece un punto gatillo. Estos punto se localizan en músculos sobre solicitados por la práctica del deporte, los cuales aumentan su vulnerabilidad al daño, con un agotamiento mas rápido y un aumento de la tensión y de la rigidez, que son los resultados directos para la formación de un punto gatillo. Estos micro traumas del ejercicio favorecen la acumulación de productos de desecho que se originan en el musculo (particularmente de iones de ácido láctico y potasio), y reducen de forma drástica la capacidad de oxigenación del mismo, al reducirse el flujo de sangre. Todo ello implica un acortamiento de la fibra muscular que origina tensión en el musculo espasmódico y así sucesivamente hasta llegar al dolor crónico. Esto ocasiona aumento de la vulnerabilidad del musculo y agotamiento prematuro, que conlleva perdida de fuerza y un periodo más largo de recuperación muscular, siendo el resultado directo de la formación de un punto gatillo. El desarrollo de los puntos gatillo en aéreas de músculos específicos del deportista viene condicionado, comúnmente por una amplia variedad de factores, entre estos hemos de destacar los genéticos, el metabolismo, los hábitos del deportista, la especificidad de cada deporte y el estrés de los músculos utilizados, que determinaran el lugar especifico de formación de los puntos gatillo. Muchos atletas desarrollan estos puntos siempre en una misma área de los mismos músculos, que son los que más intervienen en la práctica de su deporte. Clínicamente el deportista manifiesta dolor sordo y pesado, siente el musculo tenso, hipertónico, contracturado. El musculo se agota rápidamente y disminuye sensiblemente el rendimiento deportivo.

Los efectos que podemos lograr con un masaje descontracturante son:

  • Ascender la temperatura de la piel y de los tejidos bajo ella, para así incrementar la afluencia de sangre en la zona que masajeamos y mejorar la nutrición de la piel y de los músculos.
  • Dar una mayor capacidad de recuperación y rendimiento al músculo.
  • Aumentar el tono, la elasticidad y promover una función de contracción sana del músculo para eliminar futuras lesiones.
  • Mejorar la resistencia al trabajo y alejar la sensación de cansancio muscular.
  • Acción analgésica reduciendo el dolor de los músculos contraídos.
¿Para quién está indicado el masaje descontracturante?

Para aquellas personas que han hecho un sobre esfuerzo en un paquete fibrilar sin el tiempo de recuperación adecuado. Esto sucede con mucha frecuencia en el ámbito laboral, aunque se suele asociar al deporte. Hay que tener en cuenta que la realización de un movimiento muchas veces, aunque sea sin resistencia o sin soportar mucho peso son propicios para generar contracturas.

Pensemos en la espalda y el cuello en trabajos de oficina, por ejemplo. Hay que tener en cuenta que las posturas incorrectas o forzadas, tener fatiga crónica o los cambios de posturas como consecuencia de otros problemas físicos suelen generar contracturas.

Luego están los habituales problemas deportivos, que suelen surgir por sobrecargas y poca recuperación, e influye el hacer un calentamiento escaso, la ausencia de estiramientos, etc.

Además hay personas con una acusada predisposición a tener contracturas.Para todos ellos tenemos el masaje descontracturante, que a buen seguro hará las delicias de todos aquellos que lo prueben.

Anímate, no te arrepentirás.

¿Cómo se realiza un masaje descontracturante?

El paciente debe estar tumbado en la camilla en una postura cómoda y un ambiente adecuado. Se realizan masajes y se trata en articular las contracturas focalizadas con técnicas especializadas para tratar de disolverlas.

Se finalizará el tratamiento poniendo bandas de Kinesiotape si es necesario.

Tiempos

¿Cuánto dura cada sesión?
Cada sesión suele durar entre 50 y 60 minutos.

¿Cuantas sesiones?
Depende de los grupos musculares contracturados y de la actividad de cada persona.

¿Cuando se nota?
Se notan resultados desde la primera sesión, pero en la mayoría de los casos se requieren varias sesiones.

Duración del efecto:
Es muy variable en función de los hábitos de vida de cada persona

Incorporación a la vida diaria: Inmediata.

Tarifas de masajes

  • Masaje Relajante
    45 sesión
    • 1h y 15 minutos de sesión
    • Presión suave constante
    • Ritmo y velocidad plana
    • Desconexión
    • Relajación del cuerpo
    • Descanso
    • Renovación
    • Mayor ánimo y optimismo
  • Masaje descontracturante
    35 sesión
    • 50-60 minutos de sesión
    • Resultados en la primera sesión
    • Incorporación rutinaria inmediata
    • Mayor rendimiento muscular
    • Mayor resistencia en el trabajo
    • Más resistencia al cansancio
    • Acción analgésica al dolor
  • Drenaje linfatico manual
    30 sesión
    • 50 minutos de sesión
    • Evita la acumulación de liquidos
    • Movimiento rítmico y lento
    • Reabsorción líquido y proteínas
    • Mejora la circulación
    • Efecto analgésico
    • Regula el tono muscular
    • Potencia el sistema inmunológico.

Pide hora o información

*Campo obligatorio

Start typing and press Enter to search