Síndrome de dolor miofascial: porque no consigues bajar una contractura?

Síndrome de dolor miofascial: porque no consigues bajar una contractura?

Síndrome de dolor miosfascial en el deporte

En los últimos años se ha constatado que numerosas lesiones atléticas denominadas en el argot deportivo “contracturas sobrecargas” no son más que dolores miofascial con formación de puntos gatillo. Si se explorar cuidadosamente los musculo implicados se observará que no existe tal sobrecarga global, que no es todo el musculo que duele. Encontraremos que el musculo es acortado y débil presenta una banda tensa en el interior de la cual aparece un punto gatillo. Estos punto se localizan en músculos sobre solicitados por la práctica del deporte, los cuales aumentan su vulnerabilidad al daño, con un agotamiento mas rápido y un aumento de la tensión y de la rigidez, que son los resultados directos para la formación de un punto gatillo. Estos micro traumas del ejercicio favorecen la acumulación de productos de desecho que se originan en el musculo (particularmente de iones de ácido láctico y potasio), y reducen de forma drástica la capacidad de oxigenación del mismo, al reducirse el flujo de sangre. Todo ello implica un acortamiento de la fibra muscular que origina tensión en el musculo espasmódico y así sucesivamente hasta llegar al dolor crónico. Esto ocasiona aumento de la vulnerabilidad del musculo y agotamiento prematuro, que conlleva perdida de fuerza y un periodo más largo de recuperación muscular, siendo el resultado directo de la formación de un punto gatillo. El desarrollo de los puntos gatillo en aéreas de músculos específicos del deportista viene condicionado, comúnmente por una amplia variedad de factores, entre estos hemos de destacar los genéticos, el metabolismo, los hábitos del deportista, la especificidad de cada deporte y el estrés de los músculos utilizados, que determinaran el lugar especifico de formación de los puntos gatillo. Muchos atletas desarrollan estos puntos siempre en una misma área de los mismos músculos, que son los que más intervienen en la práctica de su deporte. Clínicamente el deportista manifiesta dolor sordo y pesado, siente el musculo tenso, hipertónico, contracturado. El musculo se agota rápidamente y disminuye sensiblemente el rendimiento deportivo.

Consulta nuestras terapias miofaciales y reserva tu cita en https://www.yogastudiovng.com/terapias/

 

X