La dinámica de las clases

La dinámica de las clases

Proponemos diferentes tipologías de trabajo según se quiera explorar las posturas tradicionales y la respiración ritual, o dedicarse a un objetivo auto terapéutico.

Las clases de Kundalini yoga y de Vinyasa responden al enfoque terapéutico, en las primeras se privilegia el trabajo de suelo pélvico, corrección postural para la espalda y caderas. Esto se traduce en unas clases basadas en ejercicios de fortalecimiento de los abdominales, en especial los bajos, abertura de la zona clavicular y toma de conciencia de la respiración orgánica.

En las clases de Vinyasa se practican prevalentmente las posturas de pie, donde fortalecemos toda la musculatura del cuerpo a la vez que aumentamos su flexibilidad. Son clases recomendadas a quien quiere hacer el trabajo gimnástico y divertido de los equilibrios.

En las clases de Cachemira yoga la exploración del cuerpo es el pretexto para entrar en el arte ritual de la escucha: poco importa lo que se presente, también las restricciones son material de investigación. El trabajo de observación sin pretensa lleva inevitablemente a la descubierta profunda del respiro, que irá irradiando todas las posturas estableciendo el foco de la escucha sobre la vibración, lo Spanda. Esta clases no son negociables, son para quien ya no pretende utilizar este arte milenario para dominar lo que sea, aquí nos damos a la total abdicación de pedir algo al cuerpo, o a la vida. Todo cambio vendrá naturalmente como fruto de un trabajo dedicado a una práctica ajena a  todo objetivo.

Encuentras todos los horarios y los precios en   https://www.yogastudiovng.com/clases-de-yoga-a-medida/las-clases-de-yoga/

X