Cambia tu alimentación y cambiarás el mundo

Cambia tu alimentación y cambiarás el mundo

Cambia tu alimentación y cambiarás el mundo.
Necesitamos pensar mejor, más profundo, utilizar de manera clara nuestra inteligencia.
Desde cuándo ya no confiamos en la inteligencia humana… desde cuándo necesitamos que un estudio científico nos diga lo que con la experimentación directa podemos entender claramente…
Damos por obvia una situación de confort cotidiano, que ni tan siquiera nos preguntamos de donde viene la comida que introducimos en nuestro cuerpo. Vivimos sin privilegiar la observación directa de nuestros mecanismos, prefiriendo vagabundear en conceptos pre-confeccionados por quien esta dirigiendo la masa consumidora.
Nos llenamos de comida reivindicando un derecho superior a nuestra propia salud, sin plantearnos realmente de donde viene lo que comemos, damos por hecho que la información acerca del valor nutricional de los alimentos es lo único que hay que tomar en consideración. Sin reflexionar sobre el impacto que nuestra manera de comer tiene no solo sobre nuestro cuerpo, sino sobre nuestro entorno. Como ha llegado este tomate a tu plato? Quien lo cultivó? Es natural, sabrías decirlo solo al olerlo?
Un cambio profundo en la economía local solo vendrá cuando volvamos a responder con responsabilidad ante nuestro consumo cotidiano. Para que este cambio sea funcional en el respeto de este maravilloso hogar desde el cual hemos sido creados, necesitamos despertar nuestro cuerpo.
Solo en un cuerpo libre de las restricciones incrementadas por la soberanía de la actual sociedad de consumo, descubriremos como acciones diarias, como convertir nuestra alimentación sin incrementar nuestros gastos, será factible.
Envenenados por tantos productos industriales ya nuestras lenguas no saben distinguir los productos vivos de la tierra. En muchos casos, sobre todo entre jóvenes, no los hemos ni catado. El consumo de carne bovina se come la mayoría de las tierras, que en la misma proporción, convertidos en campos de cultivo, acabarían con el hambre mundial. Y esto es un hecho real.
Todos o casi, creemos que los problemas del mundo son de difícil solución, pero de verdad te parece tan difícil en tu vida diaria renunciar a la carne si sabes que así pondrás fin al hambre en el mundo entero?

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search