LA ANSIEDAD ESTA´ MERMANDO TU SALUD?

LA ANSIEDAD ESTA´ MERMANDO TU SALUD?

¿Existe una pandemia de ansiedad/estrés concurrente con la pandemia COVID-19? ¿Cómo podemos evaluar este fenómeno en Vilanova i la Gletrú?

Durante las epidemias, el número de personas cuya salud mental está afectada por la ansiedad y el insomnio tiende a ser mayor que el número de personas afectadas por la infección.

El coronavirus (COVID-19), identificado en China a finales de 2019, tiene un alto potencial de contagio y su incidencia ha aumentado exponencialmente. Su transmisión generalizada ha sido reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como pandemia. La información dudosa o incluso falsa sobre los factores relacionados con la transmisión del virus, el período de incubación, su alcance geográfico, el número de infectados y la tasa real de mortalidad han llevado a la inseguridad y el miedo en la población. La situación se agravó por la insuficiencia de las medidas de control y la falta de mecanismos terapéuticos eficaces.

Este escenario plantea una serie de preguntas:

¿Existe una pandemia de ansiedad/estrés concurrente con la pandemia COVID-19? ¿Cómo podemos evaluar este fenómeno en Vilanova i la Gletrú?

Para entender las repercusiones psicológicas y psiquiátricas de una pandemia, las emociones involucradas, como el miedo y la ira, deben ser consideradas y observadas. El miedo es un mecanismo adaptativo de defensa animal que es fundamental para la supervivencia e implica varios procesos biológicos de preparación para una respuesta a eventos potencialmente amenazantes. Sin embargo, cuando es crónico o desproporcionado, se vuelve dañino y puede ser un componente clave en el desarrollo de diversos trastornos psiquiátricos y de ansiedad.

COVID VILANOVA I LA GELTRU
  1. En una pandemia, el miedo aumenta los niveles de ansiedad y estrés en individuos sanos.
  2. Intensifica los síntomas de las personas con trastornos psiquiátricos preexistentes.

Durante las epidemias, el número de personas cuya salud mental está afectada tiende a ser mayor que el número de personas afectadas por la infección. Las tragedias pasadas han demostrado que las implicaciones para la salud mental, como la ansiedad, pueden durar más tiempo y tener una prevalencia mayor que la propia epidemia. Los impactos psicosociales y económicos pueden ser incalculables si consideramos su resonancia en diferentes contextos.

Además de un verdadero temor a la muerte, la pandemia COVID-19 tiene implicaciones para otras áreas: organización familiar, cierres de escuelas, empresas y lugares públicos, cambios en las rutinas de trabajo, aislamiento, que conducen a sentimientos de impotencia y abandono. Además, la inseguridad puede aumentar debido a las repercusiones económicas y sociales de esta tragedia a gran escala.

Durante la epidemia de ébola, por ejemplo, los comportamientos relacionados con el miedo tuvieron un impacto epidemiológico tanto individual como colectivo durante todo el evento, aumentando las tasas de sufrimiento y síntomas psiquiátricos de la población, lo que ayudó a aumentar la mortalidad indirecta por causas distintas al ébola.  Actualmente, la facilidad de acceso a las tecnologías de la comunicación y la transmisión de información sensacionalista, inexacta o falsa, puede desencadenar ansiedad y hasta pánico. Aumentando  las reacciones sociales dañinas, como la ira y el comportamiento agresivo.

Todavía no hay datos precisos sobre las implicaciones psiquiátricas relacionadas con esta pandemia y el desarrollo de patologías como el ansiedad y el insomnio o su impacto en la salud pública. Un estudio chino ha proporcionado algunas ideas sobre esto. Aproximadamente la mitad de los encuestados calificó el impacto psicológico del brote como moderado a grave, y alrededor de un tercio reportó ansiedad de moderada a grave. Se notificaron datos similares en Japón, donde el impacto económico también fue dramático.

(AUN NO HE CONSEGUIDO NINGUN ESTUDIO SERIO SOBRE LOS DATOS EN ESPAÑA.)

Otro estudio informó que los pacientes infectados por COVID-19 (o sospechosos de estar infectados) pueden experimentar reacciones emocionales y conductuales intensas, como el miedo,  la soledad, la ansiedad, el insomnio o la ira. Tales condiciones pueden evolucionar en trastornos, ya sean depresivos, ansiedad (incluidos los ataques de pánico y estrés postraumático), psicóticos o paranoicos, e incluso pueden conducir al suicidio. Estas afecciones pueden ser particularmente frecuentes en pacientes en cuarentena cuyo malestar psicológico tiende a ser mayor. En algunos casos, la incertidumbre sobre la infección y la muerte o la infección de familiares y amigos pueden aumentar los estados mentales desforrados. Incluso entre los pacientes con síntomas comunes de gripe, el estrés y la ansiedad debido a la similitud de las condiciones pueden generar malestar mental y empeorar los síntomas psiquiátricos.

Aunque la tasa de casos confirmados frente a sospechas de COVID-19 es relativamente baja y la mayoría de los casos se consideran asintomáticos o leves, así como que la enfermedad tiene una tasa de mortalidad relativamente baja , las implicaciones psiquiátricas pueden ser significativamente altas. Sin hablar de los episodios esporádicos de ansiedad e insomnio que parecen haber afectado a la mayoría de la populación.

¿Qué podemos hacer entonces a nivel local y personal? ¿En nuestra comunidad? En Vilanova la Geltrú?

Donde la pandemia han cambiado radicalmente las costumbres de un pueble vivace, acostumbrado a vivir en la calle. Vilanova y La Geltrú es conocido por su carnaval, por su festa major, eventos que se han suprimido junto con festivales y actividades sociales. ¿Cómo ha cambiado la vida de Vilanova i la Geltrú al suprimirse todas estas actividades?

Estamos simplemente hablando de fiestas que no se celebran o de un cambio radical en como ocupamos nuestro tiempo y vivimos nuestra relaciones?

Cuál es tu punto de vista? Has tenido episodios de ansiedad e/o insomnio?

Personalmente si.

Está claro que todo lo que tenga que ver con reacciones más graves que desencadenan en patología tiene que ser tratados por los profesionales de la salud mental, pero parece ser que en este momento no dan abasto, y  no todo el mundo puede permitirse curas de pago.

¿Cómo curarnos entonces si tenemos ansiedad e/o insomnio?

https://www.yogastudiovng.com/terapias-y-masajes-en-vilanova/terapia-para-la-ansiedad/

Actualmente estoy intentando hablar con las personas de mi entorno, exponer mis miedos, mis dificultades, mis preocupaciones. Estoy intentando reforzar mis vínculos humanos para no agravar los efectos del aislamiento, de la falta de contacto físico que estamos viviendo todos.

También intento no sucumbir a la vergüenza de mostrar mi miedo, y mi dificultad en el día día de gestionar las horas que se han quedado vacías con la perdida de mi trabajo.  Seguramente mantener una rutina física y mental me ayuda mucho. El hecho de quedar con mis alumnos de Vilanova por skype para hacer yoga cada mañana me ayuda a empezar el día acompañada y con la sensación que no estoy sola en esto. Además de estar activando mi cuerpo manteniéndolo así en salud, estoy liberando endorfinas que a nivel químico ayudan a no caer en proceso depresivos.

https://www.yogastudiovng.com/yoga-para-empresas-y-particulares/clases-particulares-de-yoga-a-domicilio/

Creo que intercambiar sinceramente nuestra experiencia puede ayudar muchísimo a liberarnos del sentido de culpa de no saber hacerlo mejor o de no saber comprender esta situación que nos sobrepasa.

Todo es nuevo, los cambios personales y sociales han sido radicales para todos, y cada uno según su situación personal está afectado de manera diferente. en trabajo y en su entorno familiar. Sin hablar de la personas que han padecido la enfermedad, que se han visto aisladas por ser contagiosas. En estos casos seria necesario revindicar un protocolo para ayudar estos casos a procesar todo lo vivido por parte de profesionales y de manera gratuita.

Quiero poner mi pequeño grano de arena manteniendo alta la confianza que unidos podremos sostenernos en este momento difícil. Respecto todas las miradas antes: creo que necesitamos empatizar con cada punto de vista, porque cada realidad individual es diferente.

No tendríamos que valorar nuestras relaciones solo por su toma de posición delante de esta situación inevitablemente caeremos en conflictos que dividirán nuestro tejido social. Porque habrá mucho que reconstruir, porque saldremos de esto con mucho aprendizaje solo si no caemos en patrones destructivos como el alcohol, las drogas, o el abuso de los antidepresivos. Necesitamos estar preparados y fuertes para que cuando sea posible volvamos a levantar una Vilanova i la Geltrú mejor.

X